ESTAS SON LAS DEFICIENCIAS DE OTRAS CERRADURAS QUE SUPERA OHMblue

Al igual que tú, conocemos las deficiencias de las cerraduras disponibles en el mercado. La cerradura OHMblue fue especialmente diseñada para superarlas y llevar más tranquilidad a los cerrajeros y a las familias. Hoy, tras realizar muchas pruebas en laboratorio (y en la calle), podemos decir que se trata de la mejor cerradura del mercado. Cerrajero, ¡estas son las deficiencias de otras cerraduras que supera OHMblue!

Pestillo

¡Adiós al resbalón! El pestillo de OHMblue no es igual a todos: el diseño de esta cerradura lleva un pestillo fijo (o bloque avanzado, como nos gusta llamarlo). Es una pieza rectangular fabricada en acero inoxidable de 59 x 30 x 12 mm, unas proporciones cuidadosamente estudiadas para ofrecer la máxima tranquilidad.

Seguridad

Gracias al diseño rectangular del pestillo, sumado a un marco de acero inoxidable reforzado en punto estratégicos, los robos por resbalón y por apalancamiento son prácticamente imposibles de perpetuar. Además, tus clientes podrán disfrutar de un plus de tranquilidad: su mecanismo de última generación brinda a las familias la tranquilidad de saber que, desde el interior, pueden desbloquear la puerta ante cualquier emergencia con un simple giro de la maneta. Con una suavidad que puede calibrarse aún más para adaptarse a personas ancianas o con movilidad reducida.

Eficiencia en el montaje

Como sabes, la mayoría de las cerraduras exigen una holgura de entre 1 y 3 mm entre el marco de la puerta y la hoja para su óptimo funcionamiento. OHMblue trabaja en un alto rango de franquicias entre la puerta y el marco. Se adapta sin necesidad de aplicar ningún cambio en el montaje a holguras entre partes de 1 a 8 mm. Así, aumenta la funcionalidad y se reduce el tiempo de instalación: tu trabajo será mucho más rentable y tus clientes estarán mucho más satisfechos (haz clic aquí para más detalles).

Además, la cerradura dispone de una placa de anclaje que otorga fuerza a la sujeción con el marco y que puede instalarse a mano derecha o izquierda indistintamente.

Gran suavidad

Cuando la puerta (con el pestillo fijo) y el marco se encuentran para iniciar el cierre, su cruce se convierte en un movimiento suave y silencioso: la parte eléctrica del marco se retrae, libera el espacio suficiente para el pestillo y vuelve a colocarse en la posición de “puerta cerrada”, anclando el conjunto. Este anclaje es tal que consigue 12 milímetros de ajuste sin necesidad de echar la llave. Sí, una seguridad que supera a la primera vuelta de cualquier otra cerradura.

¿Quieres estudiar sus cualidades? ¡Descarga la ficha técnica!

 

 

Entradas recomendadas